Reseña Dune de Frank Herbert

Les presento la reseña de una novela que había escuchado mencionar bastante pero que nunca había leído ni estaba muy seguro acerca de qué trataba: «Dune».

Llevaba tiempo queriendo leer el libro, pero lo había estado postergando durante poco más de un año, hasta que en una conversación surgió el tema de Dune, recordé que existía y decidí que había llegado el momento de conocer su trama.

«Un hombre demasiado popular provoca los celos de los poderosos»

Dune, de Frank Herbert

Zona libre de spoilers para la novela Dune

Descripción

La historia se centra en Paul, heredero del Duque Leto, quien está a punto de dirigirse a un nuevo planeta: Arrakis, también conocido como Dune.

Pero al hacerlo tanto él como su familia se adentrarán a una red de engaños y conspiraciones, todo para poder controlar «la especia», el material más valioso en la galaxia.

Dune es una historia con intrigas, traiciones, profecías y mucha arena.

la foto de un desierto, un paisaje similar al de la novela Dune
Imagen libre de derecho

Reseña

Antes de iniciar quisiera aclarar desde ahora que aunque la novela me pareció muy interesante y admito sin problemas que tiene sus puntos buenos, no me fascinó ni la consideré una obra maestra de la literatura, digo esto porque sé que este libro tiene muchos admiradores, sin embargo, debo dar mi opinión sincera al respecto.

Tengo sentimientos encontrados con las tramas que crean vocabulario para sus historias, por un lado, si se hace bien pueden añadir interés y nos permite sumergirnos en el universo que nos presenta el autor.

Pero si no se llevan bien, destruyen la inmersión ya que constantemente como lector tendremos que buscar el glosario (que la mayoría lo incluye) o simplemente tratar de adivinar en base al contexto de qué están hablando, que es justo lo que sucede con Dune.

La historia al comienzo se siente un poco lenta, mientras uno se va aprendiendo los nombres de los personajes y el vocabulario nuevo, pero luego se vuelve mucho más interesante e incluso es capaz de mantenerlo a uno en vilo en más de una ocasión.

El problema es que se enfoca tanto en sumergirse en las costumbres y creencias de Arrakis que esto se empieza a poner tedioso luego de un tiempo y ya para el final terminas saltando varios párrafos con tal de llegar a las partes interesantes (al menos eso me pasó a mí).

En resumen, la historia tiene partes capaz de mantenerlo a uno sin ganas de soltar el libro, el problema es que para llegar a algunas de ellas primero hay que atravesar páginas carentes de interés para la trama en sí, tan desoladas como la zona central de Arrakis.

Puntuación: 2.5 de 5.

Advertencia: Zona de spoilers de la novela Dune

Empecemos por lo bueno, hay varios personajes interesantes, con profundidad, que contribuyen a mantener el interés en algunas partes.

La subtrama de la venganza de Thufir Hawat al enterarse de la supuesta traición de Jessica se mostraba prometedora, además que es interesante ver la manera en la que el Mentat logra manipular hasta cierto punto a los Harkonnen mientras se mantiene prisionero.

Sin embargo, el final, tanto de la subtrama de la venganza como de la del propio Thufir fue demasiado rápida y algo decepcionante.

Además, la batalla final, aunque algo breve logra mantener el interés y la tensión a lo largo de las páginas, al fin y al cabo, esa tensión se llevaba construyendo casi desde el comienzo.

Una vez dicho esto, un punto en contra es lo que decía con el vocabulario propio, pongo como ejemplo los siguientes términos: Gom Jabbar, Kwisatz Haderach. Que sí, que luego lo explican (aunque con tantos términos uno puede confundirse), pero me pregunto si realmente hubiera sido tan mala idea en vez de ello usar términos como «la prueba de la caja y la aguja» y «el tipo ese de la profecía» (lo digo en broma, queridos fans de Dune favor no planear ataques masivos en contra de este humilde servidor).

El romance se sintió demasiado forzado, no hasta el punto de cierta novela que no mencionaré (porque es tan mala que no le haré publicidad de ningún tipo), pero se siente absurdo a veces: Los dos se conocen, intercambian unas cuantas frases y entonces ¡Boom! ella le dice que ya puede ver al hijo que ellos tendrán (verdad es que ella realmente logra verlo, pero tampoco es para que lo diga así tan natural, como si le estuviera comentado sobre el clima) mientras le pide que le de un abrazo y no la suelte más.

La historia gira demasiado en torno al tema de las profecías y el elegido, y eso para mí representa un problema enorme porque eso casi siempre lleva a personajes estilo Mary Sue, algo que no soporto.

Al comienzo el personaje de Paul es interesante, pero luego se transforma en una especie de ser casi invencible capaz de detectar cosas que nadie más puede y de lograr cosas sólo por que sí.

Por ejemplo, es capaz de ajustar a la perfección el destiltraje, cumpliendo así otra más de las profecías, y aunque al hacer esto se estaba tratando de mostrar lo increíble que es el protagonista, sólo lo vuelven aburrido ya que no está aprendiendo y mejorando en el proceso, simplemente ya es experto desde el inicio.

Y para resaltar aún más sus super poderes, el autor cambia por completo a Jessica hasta volverla un personaje casi inútil durante un tiempo, se vuelve descuidada, temerosa y pasa a un segundo plano, alguien que solo se tropieza y que se la pasa sin saber qué ocurre a su alrededor.

Aunque en honor a la verdad, luego se recupera y vuelve a ser la mujer decidida y directa que era al inicio del libro.

Hay momentos en que tratan de humanizar un poco a Paul, por ejemplo al enfatizar que no es capaz de ver todos los futuros posibles o que tiene momentos en que le cuesta distinguir entre presente y futuro, pero sigue siendo alguien con quien es difícil de empatizar.

Y cuando creía que no se podía exagerar más, aparece la hermana menor de Paul, una niña que desde su nacimiento ya posee los conocimientos y experiencias de todas las generaciones anteriores de Bene Gesserit.

Además, la novela está llena de frases y monólogos que tratan con todas sus fuerzas de sonar misteriosos y profundos, pero al menos en mi humilde opinión, no lo logra la mayoría de las veces y terminan sonando innecesariamente dramáticos.

No estoy diciendo que el libro sea malo, lo recomendaría, pero con la advertencia de que se está por adentrar en varias páginas que pueden volverse demasiado tediosas si no estás realmente interesado en aprender acerca de las costumbres y las creencias de Arrakis.

La historia se presenta con un final abierto, dejando muy en claro que habría secuela, como de hecho la hubo, aunque la trama no me ha dejado con ganas de continuarla, pero ya veremos si decido leerla en un futuro.

Resumen de la obra en 5 palabras o menos

Riquezas, arena y profecías.

Resumen de la obra en 10 palabras o menos

Joven con superpoderes tratando de recuperar el dominio de Dune.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.