Reseña Agua verde, cielo verde, de Mavis Gallant

¡Hola a todos! Este sí es mi segundo libro para el reto de Librópatas: Agua verde, cielo verde.

La condición era leer un libro de una autora nacida en el año 22 de otro siglo, por lo que luego de mucho investigar, me decidí por uno de los libros de Mavis Gallant, una autora nacida en 1922 (dado que ya estamos en el siglo XXI, este libro cumple con los requisitos).

Era una promesa solemne, un grito de desesperación, amor y resentimiento, emociones tan entretejidas que ni siquiera Flor podía distinguirlas.

Agua verde, cielo verde, de Mavis Gallant

Zona libre de spoilers de Agua verde, cielo verde

Descripción

No conocía a esta autora y con un título así, no estaba seguro de qué esperar, pero al igual que ocurrió con el libro anterior, me llevé una agradable sorpresa al encontrar una historia cargada de tanto amor, nostalgia e incluso de odio.

Admito que un punto fuerte que me llevó a leer este libro entre las diversas opciones que tenía, fue la imagen de portada, que combinada con el título me hicieron pensar en un instante en el tiempo que no volverá a repetirse, no sé por qué, pero eso fue en lo primero en que pensé en cuando lo vi.

Cierto es que muchos habrán escuchado la frase de «No juzgar un libro por su portada», pero en este caso juzgué correctamente y disfrute la lectura.

Reseña

La historia se encuentra llena de melancolía, rencor, añoranza por el tiempo pasado y odio por el presente que se vive.

Vemos la vida de Bonnie McCarthy, quien junto con su hija Flor decide abandonar para siempre su país natal e irse a vivir a Europa, teniendo una especie de vida nómada, renunciando a tener realmente un lugar al cual poder llamar hogar.

La novela muestra con mucha realidad la codependencia que existe entre madre e hija, hasta el punto en que al final ninguna ha sido capaz de alcanzar sus metas o anhelos y terminan culpándose la una a la otra.

Agua verde, cielo verde es una novela que se desarrolla lentamente, no busca tenernos al borde del asiento ni hacernos llorar o reír, sino que su objetivo es abrirnos una ventana a otras vidas, y al igual que la vida misma, esta no siempre es una montaña rusa de emociones, a veces es una caminata larga, con menos emociones extremas, pero no por ello menos real.

Puntuación: 3.5 de 5.

Advertencia. Zona de spoilers de: Agua verde, cielo verde

Flor

Ya desde mediados del libro se nos empieza a presentar la condición de flor, la cual le hace sentir como si todo a su alrededor se moviera, o que le hace comportarse de manera bastante errática de forma repentina.

Sospecho que la situación de Flor empezó a manifestarse desde temprana edad, eso explicaría sus explosiones de emotividad o la tranquilidad con la que le comentó a su primo de apenas siete años sobre lo fácil que sería lanzarlo desde el balcón.

Desde aquí ya se empiezan a despertar algunas señales de alarma, aunque quizás esto no tenga nada que ver y sea solo cuestión de personalidad.

Mientras transcurre el tiempo vemos cómo se envuelve a sí misma en la apatía casi total.

Al conocer a Bob empieza a aferrarse a él, viéndolo como la única conexión que podría tener con algo a lo que pudiera considerar un hogar, algo de lo que fue privada desde muy joven, sin embargo, a pesar del matrimonio esa conexión no dura y pronto vuelve a quedar en el limbo en el que se había encontrado casi toda su vida.

Flor empieza a caer rápidamente en una espiral de autodestrucción desde el instante en que queda sola, siendo incapaz de valerse por sí misma y haciendo muy poco aparte de dormir, por lo que ya se empezaba a vislumbrar un final abrupto y posiblemente trágico.

Amor y odio

Es interesante la relación de amor/odio/dependencia que existe entre madre e hija, una mezcla de emociones intensas.

Cada una viendo a la otra como su única familia directa, como el único puerto al cual acudir durante las tormentas de la vida, más que madre e hija se ven como un equipo, ellas dos solas contra el mundo.

El problema es que con el pasar de los años ese apego, ese lazo, empieza a convertirse en una cadena, que las atrapa y las retiene.

Dependen una de la otra, hasta el punto de no avanzar en sus vidas o tratar de alcanzar ciertas metas, son conscientes de ello y se odian a sí mismas por permitirse llegar hasta ese punto mientras culpan a la otra, pero a la vez son incapaces de romper ese vínculo.

Llegan a un momento en sus vidas en el que ambas deben inventar alguna excusa para lograr alejarse una de la otra, el problema es que Flor pierde en ese momento todo sentido de la realidad, ahora que ya no tiene un puerto al cual acudir, se pierde en la inmensidad de su apatía.

Wishart

El tercer capítulo, donde nos presentan a Wishart me pareció interesante ya que de repente y sin aviso previo la historia regresa a algún tiempo atrás, antes de que Flor conociera a Bob.

Wishart es un personaje enigmático, no sólo se inventó dos vidas falsas (una para cuando vive en Estados Unidos y otra para cuando se encuentra en Europa) sino que incluso fue capaz de creer él mismo en esas mentiras hasta el punto de verse afectado por recuerdos que jamás ocurrieron.

La historia no da demasiados detalles sobre su vida real, y termina desapareciendo de la trama luego de ese capítulo, es una lástima porque un personaje así es capaz de aportar mucho a cualquier historia y quedé con ganas de conocer más acerca de él.

El final

El final aparece de manera súbita, con Flor internada luego de que sus síntomas sin duda empeoraron y de la segura sorpresa de la madre al descubrir la condición en que se encontraba tanto la hija como el departamento.

El libro inicia con George de apenas siete años conviviendo con la tía y la prima sin saber muy bien qué sucede ni por qué, y finaliza con él, ya adulto, lejos de su hogar, descubriendo y mezclando en su cabeza la imagen y los recuerdos de su tía, su prima y una chica a la que vio hace poco, sintiéndose solo en un país lejano y renunciando a los últimos vínculos que lo unía con Flor y Bonnie..

El final abierto me pareció el apropiado dada la trama de la historia, no sabemos qué sucederá a partir de ese momento con Flor o el resto de su familia, esa nunca fue el objetivo del libro, su único propósito era mostrarnos un instante de las vidas de los personajes, y cumple con dicho objetivo de forma satisfactoria.

Resumen de la obra en 5 palabras o menos

La dependencia extrema es mala

Resumen de la obra en 10 palabras o menos

Madre e hija están lejos, sin hogar y sin familia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.