Regreso de la hibernación

¡Hola nuevamente! Me he perdido unas cuantas semanas, estaba en un proceso de descanso para reponer fuerzas y organizar un poco el caos que tenía a mi alrededor, aunque en honor de la verdad, buena parte de estas semanas fue principalmente de descanso (y es que en serio lo necesitaba, en caso contrario me arriesgaba a sufrir alguna combustión espontánea).

Aunque no todo fue descanso, en mi defensa he de decir que mientras tanto, me he leído casi tres libros, y dos de las reseñas ya están preparadas y en proceso de revisión final antes de su publicación.

Además que también aproveché para terminar con varios pendientes que había estado postergando desde hace mucho, como ordenar la descomunal montaña de papeles que hace mucho ocultaba por completo mi escritorio («¿acaso necesito menos papeles?» Me pregunté un día de estos, «¡Claro que no! Lo que necesitas es una mesa más grande, y de paso sería buena que dejaras de hablar en voz alta con vos mismo» me respondí de inmediato).

Además pude poner un par de cosas en perspectiva y organizar mi horario para aprovecharlo mejor, ya que aunque soy más de los que suelen improvisar sobre la marcha, algo de orden siempre viene bien y además así la lista de pendientes dejará de crecer cada día.

Así que heme aquí, es bueno regresar al blog y ya esta misma semana publicaré las dos reseñas mientras termino de leer mi cuarto libro en lo que va del año.

¡Hasta pronto!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.