Reflexión al aire

Sigo poniéndome al día y de hecho es muy probable que para mañana pueda publicar la próxima reseña, pero mientras tanto, quiero compartirles con ustedes una breve reflexión que me gusta hacer en mis ratos libres para que conozcan un poco de mí.

Debo admitir que no estoy seguro acerca de si esta idea es mía o si la escuché en algún sitio, si alguno de ustedes conoce el origen de esto por favor me lo comparten en los comentarios.

La idea gira en torno a alguien que luego de mucha planificación y preparativos logra entrar a la bóveda de un banco sin que nadie lo llegue a descubrir.

Al día siguiente se descubre la intrusión y de inmediato se hace una minuciosa revisión de la bóveda.

Con sorpresa se descubre que aparentemente no hubo robo alguno, de hecho, hay un excedente de un dólar, por lo que parece que la persona hizo todo eso para dejar dinero en el lugar.

Y aquí viene la duda, ¿qué pasó en la bóveda? ¿Cuál es la explicación detrás de todo eso?

De vez en cuando me gusta reflexionar en este acertijo, tratando de ir más allá de lo obvio, buscando explicaciones que abarquen distintos géneros literarios, desde comedia hasta ciencia ficción.

Al comienzo lo hacía sólo como un ejercicio rápido de creatividad, pero ahora lo veo como una especie de reto, tratando de encontrar una posibilidad distinta cada vez.

Nota aparte

Hace unos minutos pasó algo interesante, en lo que venía de comprar unas cosas, vi algo extraño.

De repente noté una luz brillante en el cielo, era de tamaño medio, y se movía a una velocidad increíble, en menos de un segundo ya había cruzado la mitad del cielo, y entonces de repente desapareció.

No tiene nada que ver con lo que estaba hablando, pero fue tan raro que he decidido compartirlo con ustedes.

En fin, espero que les esté yendo bien y esperen mañana la nueva reseña.

¡Hasta luego!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.