Momento de inspiración

Ya avanzando con una publicación que posiblemente estará lista para el domingo, mientras tanto, me gustaría compartirte un caso curioso de inspiración que me pasó.

Llega la inspiración

Ayer a las tres de la tarde aproximadamente, esperando mi comida (salí a comer para darme un último gusto en este 2021 que ya casi se acaba) vino a mi mente una frase suelta, una que se ha dicho cientos de veces en películas, canciones y novelas hasta el punto de volverse un cliché.

Esa frase empezó a dar vueltas en mi cabeza y en torno a ella empezaron a surgir otras frases que empezaron a tomar forma hasta convertirse en oraciones.

Mientras más pensaba en la idea, más forma iba tomando, necesitaba apuntar las ideas pero aunque tenía conmigo mi libreta, el lápiz se me había quedado.

Y el celular estaba descargado por lo que tampoco era una opción, al menos me consuela saber que usé mis últimos momentos de batería para una buena causa, tomar una foto.

Valió totalmente la pena

Así que pasé la próxima media hora dándole forma a la historia a mi cabeza mientras me repetía las ideas principales una y otra vez para no olvidarlas.

De la mente al cuaderno

En cuando llegué a casa busqué mi cuaderno y empecé a escribir tan rápido como me era posible.

Sé que hay muchos a los que les gusta escribir directamente en la computadora, pero para ideas generales y estructuras prefiero usar lápiz y papel, así avanzo más rápido.

Brincaba de una idea a otra, escribiendo desde párrafos hasta palabras sueltas (ya habría tiempo para darle forma al momento de pasarlo en digital y editarlo).

Un cuaderno abierto y un lápiz, para aprovechar los momentos de inspiración
Soy de los que prefieren escribir en papel cuando siento la inspiración

Mientras más escribía, más ideas venían a mi cabeza, así que terminé con varias páginas ya listas para la primera edición.

El plan es convertirlo en una novela corta, ya tengo dos capítulos casi terminados.

No daré muchos detalles por ahora, pero en cuando esté más avanzada la historia, prometo compartir un avance.

Mientras tanto, a seguir escribiendo aprovechando esta inspiración.

¡Nos vemos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.