¡Hola mundo!

Quizás en cuando hayas visto el típico mensaje de «Hola mundo» haz pensado que esta es la típica publicación que aparece cuando creas una web.

Que no, esta no es la publicación básica que aparece cada vez que alguien inicia una web en WordPress, que esta la he creado yo, aunque sí me tomé prestado el título, y es que la frase de es tan usada que ya hasta tiene vida propia, y sino, que venga un programador y que me lo niegue.

Por fin, luego de un par de días configurando el sitio (y con ello me refiero a presionar teclas al azar mientras espero a ver qué sucede) puedo decir que esta página está oficialmente viva.

Así que hola y bienvenido seas a mi web, enfocada en las dos cosas que me encantan: la escritura y el dibujo.

Pero seré más específico, ya que al fin y al cabo, esas temáticas son tan amplias que es imposible abarcarlas todas, sería como querer cruzar un océano nadando y con un brazo amarrado a la espalda, que siendo sincero conmigo mismo, lo más seguro es que igual lo intente (me refiero a lo de los géneros literarios y los estilos y técnicas de dibujo, aunque lo del nado también me llama la atención, así que quien sabe, quizás también lo intente algún día, pero primero, a aprender a nadar, que eso me facilitará mucho las cosas).

Hablando sobre mis preferencias literarias

Pero volvamos al tema, con respecto a la escritura, estoy más enfocado en el relato corto dado que me permite abarcar una enorme cantidad de temas en relativo poco tiempo, de hecho, planeo dar una opinión y un analisis más detallado sobre esto en un futuro cercano.

Lo mío es la comedia, que sí, que quizás es difícil de creer ya que tengo la cara de alguien que de seguro debería dedicarse a la medicina, pero es que no tengo esa capacidad, por un lado es una carrera pesada.

Además que yo tengo un sentido del humor algo pesado y no podría evitar que mientras la anestecia empezara a hacer efecto, a modo de bromo dijera en voz alta algo como:

Rápido enfermera, busque en internet cómo hacer una cirugia de transplante de corazón, es que justo el día que enseñaron eso en clases me enfermé y no fui.
Muy bien, si alguien pregunta ese hueso ya estaba afuera cuando llegamos.
¿Quién fue el gracioso que se le ocurrió meter a un gato a la sala de operaciones?

Extracto de mi futura autobiografía «Las razones por las que jamás podré ser médico».

Y aunque a mí me daría risa, de seguro a los directivos del hospital no les haría la menor gracia y yo terminaría despedido, perdería mi licencia para ejercer y terminaría viviendo bajo un puente, en donde mi única compañía sería un gato al que llamaría Pancracio por razones que tampoco están para ponerme a contar en estos momentos, pero que quizás abarcaré con calma en un futuro.

—¿Pero escribes algo más aparte de la comedia? — me preguntas mientras tratas de analizar por mi aspecto despeinado y mi mirada perdida si es seguro estarme haciendo preguntas así por así y de la nada.

— ¡Pues claro! — te respondo mientras trato de analizar por qué alguien que no conozco decide entrar un jueves por la noche a través de la ventana de la casa para empezar a interrogarme sobre mis habilidades literarias mientras trato de buscar qué cenar— Me encanta la ciencia ficción, y no es por presumir pero soy todo un experto en el área, y es que desde pequeño me han dicho que me la paso en la luna y pues con una experiencia así el colmo sería que no supiera acerca del género. Y ni me hagas empezar a hablar acerca del realismo fantástico. Claro, abarco y experimento con otros géneros, que tampoco hay que enfocarse en tan pocos habiendo tantas opciones, sin embargo, esos tres diría yo que son mis preferidos.

— ¿Y qué hay del dibujo? En qué te especializas o qué es aquello que te llama la atención?

— Mira que yo con el mayor de los gustos te responderé, pero es que a este paso me voy a quedar sin cenar y pues eso es malo para la moral, así que terminemos esta entrada y ya en la próxima te hablo con calma sobre ello.

¡Nos vemos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.