Día de viaje

¡Hola! Mientras termino de preparar la entrada para la semana próxima, aprovecho para platicar acerca del viaje que hice hoy por la zona norte de Nicaragua.

Inicia el viaje

El viaje inició a las diez de la mañana, el plan era salir a las 9:30 a.m., pero a veces ocurren contratiempos que lo obligan a uno a cambiar el plan original.

Bosque visto desde la carretera
Ese paisaje significa el inicio de algo bueno

Siempre he disfrutado del frío, así que ahí andaba en mi elemento, disfrutando de cada minuto. Todos los que me conocen saben que mi sueño es vivir en algún sitio cubierto de neblina y rodeado de árboles.

Al llegar y luego de una caminata llegué a mi destino, donde aproveché para tomar fotos y hacer caminata bajo la ligera brisa. El suelo estaba lodozo, pero eso era parte de la experiencia, ahí me dejé envolver por la neblina.

El almuerzo

Una vez terminada la gira, era momento de buscar qué almorzar, así que adelanté unos cuantos kilómetros más hasta casi llegar a Jinotega, donde hay un sitio donde los turistas pueden descansar del viaje.

Entre varias opciones terminé eligiendo el super quesillo, sin saber que estaba pidiendo una comida de proporciones que le hacían honor a su nombre.

La impresión fue tal, que conseguí tomarle una foto junto a un quesillo normal (gracias a la amable persona que aceptó prestarme su almuerzo para hacer la foto).

Un quesillo del tamaño de un plato grande.
¡A eso llamo yo un super quesillo!

Una vez terminada la comida, la cual acompañé con una taza de tibio (para aquellos que no lo sepan, es una bebida caliente hecha a base de pinolillo, el cual a su vez es una mezcla de pinol, azúcar, cacao y canela), fue la hora de volver de tan increíble viaje.

Pude apreciar aquel paisaje y disfrutar del frío una última vez a modo de despedida, antes de volver a mi hogar, en donde me cambié los zapatos porque aparte de mojados estaban irreconocibles bajo una gruesa capa de lodo.

Una multitud de árboles y flores silvestres.
El final de un hermoso viaje

Y así pude relajarme y prepararme para la semana que viene, donde planeo avanzar en múltiples proyectos, pero de eso ya te hablaré otro día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.